Restauración de la Circulación Cerebral y Funciones Celulares Horas Después de Muerto

Vrselja Z, Daniele SG, Silbereis J, et al. Restoration of brain circulation and cellular functions hours post-mortem. Nature 2019;568:336-343.


Desde los primeros estudios con Alexis Carrel, al descubir grandes avances en la fisiología vascular, crear la bomba de circulación extracorpórea y hacer posible la sutura de anastomosis término-terminar en las arterias, nació la posibilidad de hacer trasplantes de órganos vivos. La primera fotografía de una perra con la cabeza de su cachorro, que viviría este último por 5 a 8 minutos, creó un gran impacto en la comunidad científica.

Ahora, en la revista Nature en abril de 2019, se nos presenta un gran adelanto por parte del grupo del Dr. Vrsekja del departamento de neurociencias de la escuela de medicina de la Universidad de Yale en Estados Unidos.

En este estudio se sacrificaron cerdos de 6 a 8 meses para extraer el cerebro. Después de 4 horas de muerto, el cerebro fue conectado a una bomba de circulación creada por el grupo de investigadores, y se infundió una sustancia perfusoria basada en hemoglobina. El tiempo de infusión de la sustancia fue por 6 horas, dando un total de análisis post-mortem del cerebro de 10 horas (4 horas sin perfusión y 6 horas con perfusión).

Con este sistema se observó una preservación de la citoarquitectura, atenuación de la muerte celular, restauración de la ciruculación y disminución de los procesos inflamatorios gliales, además de demostrarse actividad sináptica espontánea y metabolismo cerebral activo.

Los autores demuestran que en condiciones apropiadas es posible obtener actividad metabólica en el cerebro aun después de horas de muerto, aun que no sea posible demostrar actividad electrocorticográfica.

Deja un comentario